7.11.08

La noche más larga...


Me acerco a Tu casa. Después de haber vivido unas intensas horas, tengo ganas de compartir Contigo mi inmensa soledad, esa que se anquilosa a mi vida cuando dejas de poseer las calles de Sevilla. Tienes las ojeras de haber penado toda la noche tras Tu Bendito Hijo y en tu rostro permanece aún la sombra de la madrugada. Queda aun en tus ojos el reflejo de la luna y a lo lejos se parece escuchar el murmullo de la gente que Te aclama.

Te has pasado la noche caminando por Sevilla, y yo a Tu lado, sin querer perderme ninguna de las sonrisas que me dedicas en cada esquina, en cada pétalo, en cada sollozo y en cada mirada. Tiendes tu mano y nos llenas de Esperanza. Y en ese momento quisiera ser San Juan y subirme a Tu lado para secarte las lágrimas con el pañuelo que portas.

Pero esos instantes pasaron y ahora Tú y yo compartimos la soledad del templo. Tu candelería parece arroparte para consolarte. Los cirios lloran Contigo y hasta los pétalos de la primera fila se alzan para llenar de color Tu rostro y secar una a una tus lágrimas.

Otro año más, Madre, otro año para volver a pasar la noche más larga a tu lado y decirte que Te quiero, que no me dejes, Madre, que Te quiero.




6 comentarios:

sinelabecastulo dijo...

¡Olee!
Era de cajón que tus vivencias o tus sentimientos cofradieros los plasmaras en la Red en tu propio blog...de momento, el que suscribe ya te ha enlazado al suyo y me alegra mucho poder tener la oportunidad de leer tus textos...
Un saludo de tu amigo y compi,
Fran.

sinelabecastulo dijo...

Te he dejado en mi blog un reconocimiento y un pequeño juego bloguero.

istar9 dijo...

El mundo de los blogs reclamaban tu presencia...bonito formato, bonitas palabras para unas más bonitas Imágenes llenas de Esperanza y sevillanía.

-macareno- dijo...

Enhorabuena Elena, esperamos ansiosos que nos deleites con tus palabras, siempre referidas a la Esperanza de todo cristiano. Que ese sentimiento de ancla te ayude a escribir palabras de amor y respeto hacia ese Sol que da sentido a tantas y tantas cosas...

Anónimo dijo...

Quien pudiera expresar que se siente en el alma cuando se marcha la Esperanza; dicen que Sevilla se queda algo sola y fria, y no fatan razon a los que dicen eso, pues yo e visto a la Giralda de puntillas intentando ver a la Esperanza por Pages del Corro...

E. Morillo dijo...

No fuiste el único que la viste girarse, amigo, ;).

Gracias a todos...

E. Morillo