7.11.08

A los pies de la Giralda...



A tu amparo, con la fuerza de tus piedras, me siento fuerte como tú. Capaz de soportar avatares infinitos y de ver la historia de una ciudad que construye, a marcha forzada, un futuro donde siempre tendrás tu sitio. El tiempo dejó huellas en tu piel y los hombres te dejaron campanas y arte... Eres testigo de siglos y celebraciones que callan tus rampas. Y hasta lágrimas se te escuchan en los albores del verano. Hipertérrita, esbelta, fortificada... para guardar en tu seno la esencia más pura de Sevilla. Así te hicieron para ser la torre más bella del mundo...

No puedo olvidarme de ti, ya lo sabes. Eres presencia martilleante en mis sueños despiertos, el anhelo que me mantiene con vida. Por eso, hoy, abro este rincón para que sea una parte más de ti, una piedra de tu base y un lugar de refugio de mis pensamientos. Márcame el rumbo, pues, y guíame con la fuerza del viento.

Queridos amigos, os invito a todos a reuniros conmigo... A los pies de la Giralda...

Bienvenidos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosa estampa fotografica acompaña de dulces palabras enmarcadas entre sentimientos, que tú Helena mí Jelen plasmas desde tu interior y haces que el resto, que tampoco podemos ver sus fuertes piedras superpuestas de la Giralda nos acerquen a ella por medio de perfectas manifestaciones escritas con las que nos deleitas. Gracias por invitarme a verlo y ha apreciarlo, un besazo enorme, Víctor Manuel Vlearde.

El Humilladero dijo...

y a tus plantas Señora... (ups que estaría yo pensando?).
En los peldaños de la fuente de Lafitta, nos sentaremos contigo para comentar las cosas que pasan,no dudando en subir las rampas de la Turris Fortissima, para ver lo que nos rodea.
Bienvenida Elena.
¡ Adelante !
Manolo

E. Morillo dijo...

Gracias a ambos, por vuestra fidelidad en todo. Sed bienvenidos a vuestra casa.

E. Morillo