19.4.09

ENCUENTRO DE ESPERANZA

A veces las palabras sobran para explicar ciertas cosas que una imagen dice muy claramente. Ésta, en concreto, sucedió A los pies de la Giralda hace ya algunos años. Entonces, sólo entonces, supimos que teníamos una vida llena de Esperanza, que Sevilla se rendía a su encanto y hasta la brisa de la madrugada se alternaba con el Sol para iluminar sus caras. No son necesarias las palabras, juzguen ustedes mismos...

Esperanza de Sevilla, Madre de Dios y Madre nuestra.

2 comentarios:

el aguaó dijo...

Recuerdo que fue algo tremendamente emotivo. Un encuentro mágico y que, como bien dices, dejó sin palabras a muchos, pero cubiertos de lágrimas emotivas.

Un beso amiga Elena.

Du Guesclin dijo...

Qué recuerdos.... Esa madrugá estaba malo de un pie y lo estaba pasando realmente mal. Pero esa lluvia fue como un regalo... pude descansar en la Catedral y recuperarme para el arreón final.

Eso desde el plano personal. Respecto al punto de vista cofrade, sobran las palabras, evidentemente.

Eso si, guardo un recuerdo imborrable de todos los nazarenos de los Gitanos en la Catedral con nuestras imágenes, aguardando que cesara la lluvia o, en su defecto, custodiándolas. Fue una sensación irrepetible.

Saludos.