12.11.09

La pena Amarga



Miro tu Cara llena de hermosura

con ese tu dolor ardiente,

con San Juan a tu lado, penitente,

consolando tu llanto con premura.


No me alcanza pensar en la tortura

que provoca tu dolor silente,

pues hermosa en tu rictus se presiente

la gracia en belleza y tu finura.


Llora, Madre, tu pena Amarga,

el dolor de tu pecho, tu tortura,

tu corazón traspasado por la daga.


Es verte y me aflora la ternura

y salen mil palabras que te halagan,

María Santísima de la Amargura.


A Ricardo y a Charo...

5 comentarios:

Humilladero y FotoBlog Humilladero dijo...

¡Enorme Mori...!

trompeta-sangre dijo...

Eres maravillosa que Dios bendiga tus manos que son capaces de escribir cosas tan bellas y tu mente que las imagina.

Moe de Triana dijo...

Preciosos versos, preciosa foto, inmejorable hilo musical...


Me han entrao ganas de quemar incienso y to ¿Que no?

Un saludaso.

Desde la Giralda dijo...

Gracias Elena, si es que eres única.
¿Vas a venir al besamanos de la Amargura?

Ricardo dijo...

Elenaaa... lo prometido es deuda aunque tarde! Muchísimas gracias por la dedicación. Sabes que me ha hecho muchísima ilusión, de verdad y te lo agradezco de corazón. Qué decir de los versos, que son preciosos... me ha encantado, de verdad. Muchos besos desde Cáceres. Que la Señora de la Amargura y su bendito Hijo te bendigan.