26.1.10

La capa blanca...

Has pasado la última noche soñando con volver a vestir esa capa blanca que te cubrió en tu viaje de ida. Una capa que recoge como un pañuelo, los suspiros de aquellos que de ti se despedían aquella tarde calurosa de finales de verano. Más de cuatro meses, y llegó la noche de las despedidas.

Las mariposas te bullen en el estómago y sonríes emocionada por volver a tu casa cálida y confortable con el calor de los corazones de tus hijos. Durante toda la noche, cada vez que cerrabas los ojos, sentías en tus manos esos besos blancos que durante siglos han ido depositando tus devotos. Besos llenos de dulzura, besos de amor verdadero, besos de esperanza, besos de paz...

Estos últimos meses han sido especialmente duros y fríos, pero te has sentido cómoda en todo momento en la intimidad de tu alcoba asignada en los fuertes muros del monasterio. Durante este tiempo, te han acariciado todo tipo de materiales con la única intención de sanar tus heridas con el mismo cariño con el que recibes tus besos blancos.

No has dejado de brillar, Estrella, todos hemos sentido tu luz desde la Cartuja. Una luz fuerte y llena de vida que no se ha apagado ni un momento en tu ausencia, si bien, ha brillado más intensamente que nunca.

Ya está tu capa preparada a tu lado, dispuesta a protegerte, preparada para acariciar tu cuerpo y cubrir tu desnudez. Es hora de iniciar el camino de regreso...

4 comentarios:

JMGarrido dijo...

¡Fantastico Texto! Muy propio de ti.

Besoos

Juanlu dijo...

Bienvenida Madre de la Estrella por tu vuelta.
Mardá trianera tu tiene mucho arte escribiendo que lo sepas jajaja

itagalan dijo...

Al leer este texto , por un momento me e sumergido en lo que verdaderamente siento , te deseo mucha suerte ya que mereces ganar.

Suspiros Cofrades dijo...

Muy emotivo el texto, te felicito amigo porque has plasmado elegantemente lo que para muchos de nosotros ha significado el regreso de esta hermosa Trianera.