10.2.10

Tú, mi escudo y mi Sol

Cuántas veces te he llevado en el pecho, cuántas veces me has dolido, cuántas veces al mirarte he sentido una forma de entender la vida, de avanzar y de luchar. Y hoy, todo se consuma, todo se materializa en forma de noticia, de rumor cierto que navega por las bocas de los corrillos más rancios que tiene Sevilla.

El día que te cosí a mi túnica no sabía cuán importante habrías de ser, aunque sí conocía ya a tu familia y había sentido tu espíritu en la estación de 'penitencia' -a cara descubierta, pues aún teníamos carácter de gloria- el año anterior. Sabía que determinarías un camino, que serías fruto de un trabajo y una constancia permanente en el camino trazado. Buscaba reconfortarme tras tu símbolo de victoria. Por ello, decidí unirme contigo a las filas del paso del Varón de Dolores, de ese Cristo tan ligado a mi vida desde mi infancia y que tanto y tan bien conocía aunque la serpiente y la calavera fueran otras y estuvieran en otro sitio. Y decidí acompañarlo desde la insignia que indica la presencia del Señor, que se materializa en el paso acompañado detrás por su Madre y los que con Él estuvieron. El Guión Sacramental es mi sitio, el lugar donde unida a ti y a mi túnica, como si de la mano, tú, en mi pecho, y yo, fuéramos adelante tras los pasos de Dios, pregonando silenciosamente Su presencia omnipresente y omnipotente.

Foto de mi amigo El Humilladero

Hoy ese camino se desvela hacia el Sagrario Mayor de Sevilla e iré contigo, como siempre, en mi penitencia. Ahora los pasos de Dios se dirigen a la S.I.Catedral de Santa María la Mayor. Siempre con la humildad y la seriedad que nos caracteriza, y, por supuesto, siempre pregonando tu nombre: Sol de Justicia. Y todo ello será en Sábado Santo... Felicidades, Hermanos.

A mis amigos Ana López y Manuel Leal por su fidelidad...

4 comentarios:

PEPE CATALAN,"EL BOTA" DE JEREZ dijo...

Genial, certero, sincero, olé

JMGarrido dijo...

Esperaba esta entrada, sabía que la pondrías y no la he comentado antes por que he estado fuera de onda.
Felicidades por haber sido capaz de expresar en unas lineas lo que llevabas esperando mucho tiempo y felicidades, a ti y tus hermanos, por esa gran noticia para todos los cofrades.
Un abrazo

Humilladero y El Mirador dijo...

Felicidades Elena, no hacen falta muchas palabras para expresar lo que se siente en momentos tan importantes, históricos, puntuales y que se viven más desde la intimidad de los sentimientos.
Tú, tu escudo en el verde ruán, y tu Sol, lucirán más que uno de los Jueves...
Un beso muy fuerte.
Manolo.

trompeta-sangre dijo...

Me has hecho llorar, gracias mi niña y no te olvides que me tienes que conseguir una inscripción, gracias a ti por estar siempre ahí.
Como fluyen las palabras en tu escrito, como describes lo que sientes en el interior, me ha encantado, porque al final sentimos lo mismo.

Besos amiga, ya sabes que aquí en el frío está tu casa preciosa.

Ana López.