18.10.13

Exposición: “Joselito y Belmonte: Una revolución complementaria (1914-1920)”

Desde el pasado 15 de Octubre podemos contemplar en el Espacio Santa Clara y el Castillo de San Jorge una exposición dedicada a los centenarios de las alternativas de los toreros Joselito y Juan Belmonte. Dicha exposición organizada por el ICAS quiere evocar los 6 años de Edad de Oro del Toreo, invita a vivir ese apogeo del toreo que vivieron con su aparición José Gómez Orgtega "El Gallo" y Juan Belmonte "El pasmo de Triana". Dicha etapa fue muy unida a un deseo de renovación de la ciudad y provocó una revolución que no sólo se dió en los ruedos, sino que transformó todos los campos del ser humano. Así que podemos llamar a esta revolución como "La Edad de Oro de la Tauromaquia".

A Joselito y Belmote muchos los consideran los fundadores del toreo moderno. Estos dos toreros mantuvieron una rivalidad profesional sanamente amistosa lo que provocó una popularidad del arte de la tauromaquia que hasta entonces jamás se había producido y no volvería a producirse nunca.

Ambos toreros, desde muy temprana edad estuvieron además muy unidos a sus devociones más cercanas y, por ello, a sus correspondientes hermandades. Ya conocemos la devoción tan inmensa que Joselito le profesaba a la Esperanza Macarena, tanto que llegó a ocupar cargos en su Junta de Gobierno. De igual manera, Juan Belmonte sentía debilidad por su Virgen del Patrocinio de la Hermandad del Cachorro, a la que acompañaba cada Viernes Santo como maniguetero de su palio. Ambos fueron amortajados con sus respectivas túnicas. Una similitud más que hace que encontremos en esta exposición prendas del ajuar de dichas dolorosas: una saya de la Macarena realizada con el bordado de oro de un vestido de torear de Joselito y un manto de camarín del Patrocinio realizado con las piezas de un traje de torear del diestro Juan Belmonte.

Es, pues, esta exposición una aproximación a estos dos maestros del toreo relacionados con el mundo de la Semana Santa a través de sus respectivas Hermandades de las que podemos encontrar piezas de incalculable valor sentimental en las que están entretejidas su fervor y devoción más profundas.

La exposición estará, desde el martes 15 de octubre hasta el domingo 15 de diciembre, abierta de martes a sábado en horario de 10 a 14h. y de 17 a 20h., en el Espacio Santa Clara de la calle Becas y en el Castillo de San Jorge  en la Plaza del Altozano. Los domingos el horario se reduce, abriendo sus puertas de 10 a 14h.

Desde A los pies de la Giralda os animamos a todos a acercaros a verla y disfrutar de las instantáneas de la semana santa de aquella época y a entender un poquito más Sevilla desde la perspectiva de la tauromaquía y sus gentes a través de las figuras de Joselito y Juan Belmonte.






23.5.13

A compás la cera llora


Durante un tiempo, este fragmento estuvo muy ligado a mi vida...

[...] o buscará la de San Roque, rodeada de contrastes maravillosos, a esa hora que en el "paso" de la Santísima Virgen de Gracia y Esperanza:



A compás la cera llora
porque viene de regreso,
quedando en el aire preso
todo grito que le implora.
La luz el rostro le dora  
dibujándolo en sonrisas
y al dejar Caballerizas
los blancos muros rozando,
una voz le va cantando
al son de los guardabrisas. 

Y después:  
cuando sigue caminado
bajo estrellas cristalinas,  
a compás las bambalinas  
sin querer van redoblando;  
también la va acompañando,  
la luna clara, el lucero,  
la oración del nazareno,  
una saeta gitana,  
y un repique de campana
 sin que toque el campanero.
(A. Rodríguez Buzón)





Algún día recordaremos juntos esa historia...

21.1.13

Virgen del Valle



Aconsejo al lector que lea mientras escucha la melodía...


Cuentan que todas las tardes, a la hora en la que los jilgueros comienzan su bajo vuelo, se escucha a lo largo de la calle una leve melodía que se escapa a través de una ventana. Cuentan que la melancolía se apodera de la luz y enmaraña las sombras poseídas por las notas de una música tan triste que rompe hasta el aire… cuentan que es tal la tristeza que vaga que hasta podemos sentir su fría presencia… y cada tarde se escucha una y otra vez, como un alma que vaga en el purgatorio, salida de un órgano apocado en un convento, una lánguida sinfonía que vuelve grises las flores y las hace suspirar como si de un duelo eterno se tratara…

Cuentan que esa triste melodía es el llanto de alguien a quien se le partió el alma, son lágrimas de dolor reflejadas en cada nota, quejidos lanzados al mismo cielo como un aullido mudo, gritos silenciados por un pentagrama doloroso al que se le escapa la vida.

Sentimiento reflejado en una clave de sol como un espejo rasgado…

Cuentan que los dedos que acarician las teclas del órgano somnoliento jamás volverán a sentir la brisa ni acariciar un alma, y es tal el dolor que transmiten que, cuentan, quien escucha esa melodía queda invadido por una extraña sensación de tener un profundo vacío…

Y suena una y otra vez, como queriendo devolver al mundo a aquellos dos que esas mismas corcheas un día se llevaron…su padre y su amigo…

Y a pesar de los años, cuentan, que hoy, al son de la triste música, sigue llorando el rosal del claustro por no dar rosas rosa para consolar el llanto de una Madre, por sólo tener espinas para Ella, que bien merece pañuelo de seda blanco como las notas de su pentagrama.

El órgano sigue sonando porque alguien puro lo golpea obsesivamente como si esa melodía pudiera devolverle toda su infancia disfrutada al lado de quien más quiso, mientras viste de pureza el hábito que la acompañará el resto de su vida, tarde a tarde, sentada al órgano, musitando Ave Marías al son de Virgen del Valle… Su padre no pudo dejarle mayor tesoro…

19.1.13

Jesús del Gran Poder: una aproximación artística a su imagen



Dice el apóstol Mateo en las Sagradas Escrituras que el Niño que había de nacer ya lo había hecho en un humilde establo a las afueras de la localidad de Belén hacía pocos días. Cuenta, además, cómo unos magos llegaron preguntando por aquel que debía ser Rey de los Judíos y fueron guiados hasta donde se encontraba Jesús, el Hijo de María y José, por los maestros de la ley. Llegados a las plantas del pequeño se postraron ante Él adorándolo y ofreciéndole oro, incienso y mirra, sustancias preciosas en las que la tradición ha querido ver el reconocimiento implícito de la realeza mesiánica de Cristo, de su divinidad y de su humanidad, sucesivamente.

Si hoy algún extranjero, venido del más lejano país, llegara a la ciudad de Sevilla y preguntara por el Rey de los Judíos, estoy convencida de que cualquier sevillano, de cualquier estamento social o situación económica o cultural, acabaría por llevarlo hasta la misma plaza de San Lorenzo donde vive “El que Todo lo Puede”, lo acercaría hasta las plantas de la imagen de Jesús del Gran Poder, evocando una contemporánea Epifanía a los pies del Señor de Sevilla.

Y es que nada más lejos de la realidad, la Hermandad de la que es titular ha celebrado en estos días sus cultos principales coincidiendo con la Epifanía del Señor. Queremos desde www.elcostal.org, aprovechando la oportunidad de la fecha, acercaros a su imagen en una aproximación a su hechura a través de estas líneas.

Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, largamente creída obra de Juan Martínez Montañés en función a la temprana muerte de Juan de Mesa y la falta de documentación de la época que hiciera referencia a su genio por encima del de su maestro, es una talla única, realizada en madera de cedro con la peana en pino de segura, de una medida cercana a los dos metros, distorsionada por el efecto de su posición, sacrificio auténtico de la escultura en virtud de la cual se exalta su dinamismo y realismo. Está completamente tallada, con los brazos articulados para disponerlos entorno a la cruz o maniatarlos para traslados y su anual besamanos. Está policromada, con deficiencias en la conservación de su integridad, lo que a lo largo de los años ha aumentado la referencia a su aspecto doliente, acrecentando con el tiempo como un ser humano, su sufrimiento en la tierra.

En 1920, Adolfo Rodríguez saca a la luz la posibilidad más que científica de que la hechura del Señor, como las de las esculturas del Cristo de la Conversión y el de la Misericordia del Convento de Santa Isabel sean obras de Juan de Mesa y Velasco. En 1930, Heliodoro Sancho Corbacho encuentra el documento de la carta de pago de la obra, conjunta a la ejecución del San Juan, por los que Juan de Mesa recibe 2000 reales de a treinta y cuatro maravedíes cada uno en una relación cerrada en octubre de 1620. Desde entonces se debe reescribir la Historia del Arte y de la Semana Santa en Sevilla y Andalucía, encumbrándose la figura del escultor cordobés, autor sin duda tocado por una magnitud creativa y humana desbordante a juzgar por las obras magistrales de la imaginería que ejecuta entre 1618 y 1621: Cristo del Amor, Cristo de la Conversión, Gran Poder, Cristo de la Buena Muerte, Cristo de la Misericordia y Nazareno de La Rambla entre otras.

El Señor es una imagen eminentemente de su tiempo, una escultura moderna en toda la extensión del término, pues desde que se creara en base a los principios del Concilio de Trento y en la vía a seguir por el arte en el que debía hacer florecer sentimientos de compasión, conmoción y aprendizaje en el pueblo, y es contemporánea a la vez ya que sus fundamentos como imagen han crecido hasta su dimensión actual. En ese sentido, como en el estilístico, el Gran Poder marca un punto de inflexión en la escultura que hasta entonces ilustra las creaciones del cambio del s. XVI al XVII, cuyo referente guarda clasicismo y humanismo heredado del aprendizaje renacentista; cuyas obras son referentes mundiales de la creación en madera, —Montañés en Pasión y en el Cristo de la Clemencia o en el mismo 1620 Mesa en el Crucificado de la Buena Muerte—, tornando hacia un arte más temperamental, en el que la fuerza arrasa hacia un realismo que es cercano al pueblo, que exalta sus sentimientos.

Las imágenes, como la de Jesús del Gran Poder, llegan a ser dinámicas, reales y cercanas tanto en los retablos en los que se veneran cada día como en las calles, sobre los pasos y andas procesionales, pero guardando la misma genialidad que las hace obras de una dimensión insuperada.

Culminada la belleza formal del Manierismo, la escultura exenta barroca sevillana alcanza en la efigie de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder una expresividad única, especialmente marcada en su rostro y en sus ojos, que son plenitud de amor, de esperanza y de firmeza ante los designios de la vida; marcada por la emotividad y el dramatismo, que se plasma aquí en la zancada poderosa que lo aturde camino de la muerte haciendo presagiar un desenlace dramático, pero tomada con la resignación con la que amorosamente envuelve con sus manos el madero que será de su sacrificio sabiendo que la gloria es tras la muerte; marcada por el realismo patético que se nutre de la plástica de los estudios del natural como lo muestran las heridas de su rostro, la corona de la serpiente del pecado que Él derrota que se enrosca imbricada en su cabeza, las espinas que traspasan la ceja y con ella su mirada de amor y que le hieren en la frente y la oreja, llevando al espectador y devoto hacia un espíritu penitencial en el que Cristo entra en diálogo cercano con el hombre, le muestra resignadamente su destino y lo acoge inundando de ternura y de firmeza al que lo presencia. “El que quiera venir en pos de mi, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame”. (Mateo, 16:24; Marcos, 8:34).  

Y todo ello lo logra Juan de Mesa dotando a la imagen de una anatomía perfectamente pensada, en la que el cuerpo descompensado, largamente abierto el compás de su zancada, se inclina arqueando su espalda en un dinamismo exacto que evita la caída mostrando a Cristo asiéndose a la Cruz, ensimismado en su dolor, retraído pensando que ya todo está escrito, que su penar va camino del final. Ha pasado la noche de la detención, del juicio y del escarnio y el Señor está a punto de llegar al Calvario para ser crucificado, va a encontrarse con María, su madre, es el momento más desgarrador del sufrimiento en vida de los mortales y aún así, en su andar y en su rostro, severo y bondadoso a la vez, este Nazareno transmite la mayor de las esperanzas.

Varias han sido las restauraciones que, con mayor o menor fortuna, se le han realizado de un modo documentado. Por un lado, sabemos que en 1776 interviene, como en el paso procesional, el escultor Blas Molner colocándole nuevas espinas en la corona. Desde ahí hasta 1977, fecha en la que tiene lugar la desafortunada actuación de Peláez del Espino, el Señor va adquiriendo la tez morena con la que lo conocemos y se le empieza a llamar popularmente “El Divino Leproso” o “el Cisquero de San Lorenzo”. Peláez, en una dramática operación hace una nueva estructura interna metálica que está a punto de terminar con la materialidad lignaria corporal de la escultura. Para sanear esas deficiencias, en 1983 los hermanos Raimundo y Joaquín Cruz Solís actúan integralmente en la escultura, exceptuando el rostro. En esta restauración se recupera la integridad interna de la madera alterada en 1977 y se  recoloca el tercer apoyo al Señor para evitar daños en las salidas procesionales.

Durante todo el año, el Señor de Sevilla, desde el camarín de su Basílica Menor en la plaza de San Lorenzo recibe el cariño de los sevillanos en múltiples formas, bien como beso en su desgastado talón, siendo las filas de devotos durante los viernes bastante fluidas, bien como beso en sus benditas manos maniatadas cada Domingo de Ramos, o bien en devoción y oraciones cada amanecer de Viernes Santo cuando el Señor recorre la Vía Dolorosa que nos recuerda su generosa Pasión y parece que vemos andar a Dios mismo. Estos valores humanos y religiosos, por encima de los intrínsecos históricos, artísticos, iconográficos o estilísticos, hacen de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder una obra absoluta e irrepetible, no sólo en nuestro ámbito sino para la cristiandad.

6.5.12

Santa Catalina o el Muro del Lamento de Sevilla

El próximo 3 de junio se cumplirán ocho años del cierre de Santa Catalina. En estos casi 2.900 días sólo se han reparado sus cubiertas, pensando que con eso se garantizaba la seguridad estructural del templo. Nada más alejado de la realidad, pues estas reparaciones se terminaron en diciembre de 2010 y, desde entonces hasta ahora, se han detectado unos hundimientos de sus pilares de entre 6 y 8 centímetros, lo que provoca un evidente riesgo de desplome de la fábrica. 


Ya no se trata de un problema de competencias o de responsabilidad moral entre las distintas administraciones públicas y la Iglesia como propietaria. Ni de preguntarnos quién se debe hacer cargo de su recuperación, pues estas disputas han sido las responsables de que esta situación se haya alargado hasta los ocho años. Ahora el problema es real y mucho más urgente: el templo se hunde cada día más y si no se toma una solución rápida, corremos el riesgo de quedarnos sin uno de los templos más importantes, histórica y artísticamente, de la ciudad, por su conjunción en una misma fábrica del gótico, el mudéjar y unos de los mejores ejemplos del barroco andaluz.


Para pedir que esto se acabe de una vez por todas y sus responsables tomen medidas urgentes, la plataforma ciudadana en Facebook, RESTAURACIÓN DE LA IGLESIA DE SANTA CATALINA DE SEVILLA, convoca a todos los ciudadanos comprometidos con el patrimonio  y la cultura de nuestra ciudad a una concentración pacífica y reivindicativa, el próximo 18 de mayo a las 20 horas delante de la fachada principal del templo.


Vamos a utilizar Santa Catalina, como un gran muro de las Lamentaciones de Sevilla donde dejemos constancia escrita de nuestra queja o lamento de esta “LAMENTABLE” situación, que soportamos ya durante ocho largos años.


Para ello, solicitamos que traigas, escrito en papel, tu queja, tu oración, el texto que creas oportuno que otros puedan leer, tu dibujo, etc. En definitiva, tu opinión sobre esta situación, para que quede pegado en sus muros a modo de lágrima o triste lamento de un atentado cultural que puede convertirse, si Dios no lo remedia, en irreversible.


Solo pedimos que esos textos, aunque puedan ser duros en sus contenidos, guarden el debido respeto siempre hacia las personas, sin que se utilicen frases mal sonantes u ofensivas, pues el carácter de esta concentración ha de ser siempre de forma educada, en la que no se generen crispaciones inútiles e innecesarias. 


El derecho a la libre expresión no debe ser carta blanca para mancillar el honor de otras personas, y los convocantes a esta concentración no se pueden hacer responsables ni de las opiniones, ni de los términos utilizados en esos escritos, retirándose incluso en el caso de que se aprecie que se le falta el respeto, de manera evidente, a alguien. 



Igualmente, queremos informar de que se están confeccionando unas pulseras reivindicativas con el texto: “RESTAURACIÓN SANTA CATALINA YA”, que junto con los ya conocidos lazos color albero, nos ayudarán, un poco más si cabe, en dar a conocer este movimiento ciudadano. Se podrán conseguir a través de entidades colaboradoras como son http://DESEVILLAYDETRIANA.COM, en la calle Hernando Colón y en SPAinAQUA CENTER, en la segunda planta del Centro Comercial Metromar en Mairena del Aljarafe. Igualmente a través de los administradores de la página Restauración de la Iglesia de Santa Catalina en Facebook, 

Así mismo si alguien quisiera colaborar y sumarse como punto distribuidor, solo tendría que ponerse en contacto con nosotros.


Esperamos la asistencia de todos a los que nos duele el cierre de Santa Catalina. Muchas gracias,


Plataforma ciudadana en Facebook RESTAURACIÓN DE LA IGLESIA DE SANTA CATALINA DE SEVILLA

21.3.12

Nuevo Blog Recomendado: EL FAROL:Objetivo-Escrito

No podía dejar pasar ni un sólo día más sin dejaros una recomendación en estos días de cuaresma. Quienes están cerca saben de mi convalecencia, pero no por ello dejo de leer y visualizar blogs, vídeos, etc a pesar de que no estoy disfrutando de estos días previos a la Gloria y no consigo atraer a las musas.

Es por eso que os recomiendo el nuevo rincón de mis amigos María y José Mª que recibe por nombre El Farol: Objetivo-Escrito donde encontraréis la paz interior de la mano de sus textos, cuya pluma es exquisita, y sus fotografías intimistas de calidad. Una fusión que promete futuro y nos traerá momentos inolvidables del día a día.

Dejaros cautivar por las letras de María y sumergiros en cada imagen captada por el objetivo de Garrido. Os aseguro que no os váis a arrepentir...

Encended vuestro farol en El Farol: Objetivo-Escrito.

26.2.12

Encuentro con Antonio Santiago en El Correo de Andalucía

¿Qué le preguntarías al capataz de la Macarena? Antonio Santiago responderá a las preguntas de los lectores de @elcorreoweb el jueves 1 de marzo. Envía tu pregunta.

http://www.elcorreoweb.es/semanasanta/141326/antonio/santiago/capataz/macarena/respondera/preguntas/lectores/correo/andalucia
EnlaceFotografía tomada del Blog Los Redentoristas

16.2.12

Me dueles tanto...

Me dueles. Estoy herida de amor por ti. Se me ha negado tu vista y tu aroma. Se me han negado tus calles y tus sueños. La distancia ha abierto una llaga profunda en mi corazón y no hay cicatrizante que lo alivie. Me dueles tanto...

Tanto me dueles, que no quiero leerte. No quiero sentirte lejana y triste, negada a la mirada limpia de unos ojos que te quieren como nadie te quiso jamás. Estoy herida, amor, sufriendo la más grande de las torturas, una tortura que empezó con lluvia de agua y continuó con lluvia de distancias... ¿Cuánto más has de negarte a este alma que te anhela como el primer sueño de la primavera? ¿Cuántos días más voy a quedarme anhelando verte sonreir florecida y enloquecida con los albores del alba? Me dueles tanto... ya lo sabes.

Quiero sentirte en mi pecho, respirar tus ansias de reverdecer al aire, colarme en tus resquicios y soñar tu sueño. Escuchar los latidos de tu corazón acelerado... Ya te queda poco, sueño mío, apenas unos días...

Y mientras, tras kilómetros y kilómetros, yo me quedaré diciéndote muy bajito lo mucho que me dueles Sevilla....

7.10.11

Felicidades....


Te escribo a pluma porque así es como las personas íntegras merecen recibir sus textos. Y yo, en mi vida me encontré a nadie más íntegro que tú. Ésta hubiera sido la hora de llamarte para felicitarte por tu santo. Pero, desgraciadamente, ni la fibra óptica llega al cielo para poder comunicarme contigo. Ojalá existiera alguna manera de contarnos cómo estamos tal y como hacíamos cuando estabas con nosotros. Qué manera de contagiarme alegría cada vez que hablábamos... Qué ganas de seguir adelante me infundías y con qué paciencia me escuchabas... Nos quedaban tantas cosas pendientes... La que más me habría gustado, sin duda, habría sido ir a ver salir Los Negritos contigo, como tenías por costumbre cada Jueves Santo, y pasarnos después por la calle Feria a ver a la Niña que llevaba tu nombre, Rosario. Pero quisiste marcharte tan pronto que no pudo ser como me hubiera gustado. De los momentos vividos no puedo estar más que agradecida por ser mi madre sevillana, por escuchar mis largas peroratas y comprender mi mentalidad juvenil. Por todo eso y más, pues no te olvido ni un momento, hubiera querido que hoy existiera un teléfono allí donde estás para decirte lo mucho que te quiero Charo. Felicidades en tu día. Un abrazo enorme y sincero.

Elena

18.9.11

Victoria de Cristo

Stmo. Cristo de la Victoria (Serradilla, Cáceres)


Si Francisca te encargara
por capricho del Divino
no hubo manos más perfectas
para mostrar sacrificio,
abrazado a ese madero
que representa el suplicio
de un dolor desgarrador,
de un sí y un compromiso,
de triunfo verdadero
sobre el claro maleficio
de una sierpe que enrollada
a ese Hombre da castigo.

Bendita gubia, bendita,
bendito también Domingo
que en sabiendo que arriesgaba
y que en la Corte quedaba
hermoso y triunfal te hizo,
que aunque sangrantes tus llagas
dolor que te machacaba
Dios se retrató a Sí mismo
celebrando su triunfo,
desafiando al maligno
pisando la calavera
reafirmándose Santísimo.

Ocho letras como soles,
ocho que son destino
de la gente que suplica
Victoria, Tú, Santo Cristo.